Los terrores nocturnos son  alteraciones del sueño habituales durante la infancia y adolescencia. Conforme los niños van creciendo, lo normal es que vayan desapareciendo. Si bien en los niños y adolescentes son de buen pronóstico, en adultos pueden constituir un síntoma de problemas neurológicos. 

Seguir leyendo “Terrores nocturnos, ¿qué debemos hacer?”